Esta es mi historia que quiero compartirles. Hoy a 10 años de dar el sí frente a todos

Nos habíamos recibido, él de arquitecto y yo de diseñadora textil en la U.B.A, y luego de convivir varios años decidimos que era momento de dar un paso más. Empezó con una tímida propuesta a la que yo enseguida saqué la agenda (en ese entonces la agenda escrita era fundamental en mi vida) y pusimos fecha: 19/12/2009.

La fiesta fue en una quinta en pacheco, la cual alquilamos viernes -sabado y domingo. Siempre nuestra idea fue poder compartir varios días junto a nuestra familia y amigos mas cercanos. El viernes vinieron algunos amigos y familiares y empezamos los preparativos. Hicimos mucho nosostros…desde la decoración hasta recibir los proovedores y contratarlos.

Hoy no dudaría en contratar una wedding planner porque realmente fueron muchas cosas de las que nos ocupamos nosotros.

El sábado habíamos citado a todos a las 19 hs. Lo que no contábamos era con que lloviese tan fuerte como fue. Diluvió y la quinta no estaba preparada para tanta lluvia.

Por suerte todos los invitados le pusieron lo mejor y pudimos disfrutar a pleno nuestro casamiento y que la lluvia fuese una anécdota para poder contar.

Los imprevistos siempre están pero se van resolviendo!

Fue un fiestón el cual recordamos siempre y les mostramos fotos a nuestros dos hijos …..tan lindo recuerdo.

El día después

Varios familiares se quedaron a dormir en la quinta y nos juntamos todos para almorzar y contar como lo vivimos. Obviamente que casi ni dormimos y la alegría que teníamos el día después fue inexplicable! Una euforia que nos duró varios días.

La elección de mi vestido

Desde que empezamos con mama a diseñar vestidos de novia 

Yo encontré una tela con rayas de colores que mamá venía guardando hace años que la había traído de la india. Una gasa espectacular con rayitas de colores super delicada. Cuando la ví por primera vez le dije a mamá …esta tela ahora es mía y la voy a usar para cuando me case. (sin saber que algún día lo iba a hacer)

El momento de hacer el vestido llegó y lo fuimos diseñando juntas. Siempre en función de esa gasa de rayitas. Todo el equipo que hoy en día nos sigue acompañando estaba pendiente de mi vestido y cada una puso su toque en el mismo.

Entre pruebas a novias fuimos probando mi vestido…fue medio caótico porque diciembre es temporada alta para novias así que tuvimos que ir adaptándonos a la agenda. Pero llegamos perfecto con los tiempos .

El vestido fue muy original y muy comodo. Las rayas las combinamos con una base con gasa de seda natural. Un poco anti- novia yo…no quise cola y use zapatos de colores de De Maria  

Me hice hacer unos aritos tejidos con piedritas de colores haciendo juego con el tocado que le dieron el toque final

Obviamente que también diseñamos el vestido de mama todo en gasa de seda natural tornasol.

y acá estamos nosotras Las Demiero en un día muy especial que fue para todos